¿Cómo saber si nuestra dieta es equilibrada y sana? - Noticias Seguros Decesos

¿Cómo saber si nuestra dieta es equilibrada y sana?

¿Cómo saber si nuestra dieta es equilibrada y sana?

Partiendo de la base de que somos lo que comemos, tenemos que alimentarnos pensando en nosotros y nuestra salud y así evitar el sobrepeso y otras enfermedades, ¿esto quiere decir que solo podemos comer algunos tipos de alimentos? FALSO ya que no existen estudios que indiquen que la toma de ningún alimento engorde o adelgace como tal. En mi opinión lo más importante es convertir una dieta equilibrada y sana en tu estilo de vida: ¿cómo hacemos eso? A continuación te lo explicamos.

Hábito clave para una alimentación sana

Agua: la ingesta de agua al levantarse, entre horas y con las comidas es importantísima, se aconseja tomar unos dos litros de agua diaria más lo que necesites extra a causa de la actividad física. Además si tomas un vaso de agua, aproximadamente media hora antes de comer, llegaras a la comida más saciado y por tanto sin ansias por devorar tus platos. Otras bebidas o alimentos saciantes que se pueden tomar antes de cada comida, a no ser que un médico indique lo contrario, son helados caseros con base de agua, infusiones, vasos de agua con trozos de fruta o café, siempre que sea solo o cortado.

Si eres de los que les cuesta beber agua, y créeme cuando te digo que no eres la excepción, existen más personas de las que crees que les ocurre esto, existen Apps móviles que pueden ayudarte a que conviertas beber agua en un habito más de tu día a día.

Dieta equilibrada y sana: alimentos recomendados

Frutas: las frutas aportan a nuestro cuerpo vitaminas, minerales necesarios para el organismo y fibra, además ayudan a evitar la retención de líquidos, evitan enfermedades, depuran nuestro organismo, mantienen el peso ideal, favorecen la salud cardiovascular, son una gran fuente de antioxidantes y encima están riquísimas y son muy refrescantes ¿Qué más podemos pedir?

Estos súper alimentos se deben tomar enteros, no en zumos y una media de 3 piezas de fruta al día y de diferentes colores para que entre en tu organismo una mayor variedad de vitaminas y antioxidantes.

Verduras: Estos alimentos nos aportan vitaminas y minerales específicos, proporcionan agua a nuestro cuerpo, ayudan en el crecimiento y desarrollo del organismo de los más pequeños, poseen un alto contenido en fibra, tienen un alto contenido de potasio que ayuda a la eliminación del exceso de líquidos, son una fuente exclusiva de vitamina C, carecen de grasas, contienen antioxidantes, están disponibles en cualquier época del año y se pueden tomar en cualquier comida.

Es aconsejable tomar verduras dos veces al día para comer sano, mínimo en la comida y en la cena y de forma abundante. Es importante no tomar siempre las mismas y si quieres en muchos supermercados venden bolsas con variedades de verduras que puedes tener congeladas para que nunca te quedes sin ellas. Tomarlas en crudo como por ejemplo en sopas, ensaladas, crudites, etc. harán que tú cuerpo asimile más vitaminas.

Proteínas: sirven para formar y reparar tejidos de la piel, músculos, uñas, pelo, órganos y huesos y son muy importantes para seguir una dieta equilibrada y sana Nuestro cuerpo las necesita para que todas las células de este, lleven a cabo su función, además ayudan a generar anticuerpos para reforzar nuestro sistema inmunológico. Se dividen en:

  • Huevos, según estudios se pueden tomar a diario aun con problemas de colesterol, aconsejamos que sean del nº 0 o 1.
  • Carnes y derivados (deben tomarse menos veces que el pescado). Se aconseja carne fresca y magra como aves y conejo son las menos dañinas y la carne roja se aconseja solo una vez en semana. Es importante mirar en las etiquetas el % de carne y que se acerquen lo más posible al 100%.
  • Pescados, deben tomarse 3 días en semana independientemente puede ser blanco o azul. Los mariscos y moluscos nos sustituyen la toma de pescado pero aportan también gran cantidad de proteínas (125 – 150 gr).
  • Lácteos, no se consideran imprescindibles pero si su toma es de lácteos de calidad se puede tomar hasta 2 veces al día. Si tienes intolerancia a los lácteos, te recomendamos este artículo.
  • Legumbres. Estas las engloban los garbanzos, lentejas, alubias, soja, guisantes, edamame, etc. Deben tomarse dos o tres días en semana, en verano te aconsejamos probarlas en ensaladas (40 – 60 gr en crudo).
  • Frutos secos, se pueden utilizar entre horas o en recetas y deben ser crudos y sin sal. Los menos aconsejables son los cacahuetes y las pipas de girasol.

Hidratos: nos aportan una gran cantidad de energía para nuestras actividades y vida diaria, en este caso optamos por que el arroz y la pasta sean integrales (siempre mirando las etiquetas del producto), también aconsejamos variar introduciendo fuentes como bulgur, espelta, boniatos, yuca, avena, trigo sarraceno, etc.

Si tienes en cuenta el dibujo del inicio de la página y sus proporciones y las explicaciones dadas en cada punto estamos seguros de que conseguirás que tú y los tuyos tengáis hábitos de alimentación saludables que se conviertan en vuestro estilo de vida. Esto no quiere decir que no te des caprichos o algún antojo, solo que lo hagas con cabeza y busques vías saludables de alimentación, y ya que te has animado a ellos, súmale un poco de actividad física diaria, con 30 minutos al día vas bien.

¡Animo y a por tus objetivos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad