¿Qué es una rotura de cadera?

¿Qué es una rotura de cadera?

La cadera es la unión formada por la parte superior de nuestro hueso fémur y parte de nuestro hueso pélvico, por lo que es una articulación.

La rotura de cadera en personas mayores es muy frecuente, aunque es una lesión grave a cualquier edad, consiste en la existencia de grietas o roturas en la parte superior del fémur.

Estas roturas se dan a partir de caídas o lesiones en el costado de la cadera, aunque se puede desarrollar también por otro tipo de enfermedad como por ejemplo el cáncer, que puede debilitar los huesos.

El riesgo de este tipo de fracturas aumenta con la edad y se dan en un mayor porcentaje en mujeres, ya que son más propensas a derivar en una osteoporosis, afección que debilita los huesos. Si a este hecho le sumamos la pérdida de visión, equilibrio y movilidad el riesgo de sufrir una caída se dispara.

Esto no es solo romperse un hueso, una afección de este tipo puede poner en peligro tu vida.

¿Cuáles son los síntomas de una rotura de cadera?

Por lo general, un paciente con rotura de cadera se va a dar cuenta de que la tiene fracturada por el dolor que va a sentir, sin embargo, os informamos de los síntomas por si te ocurre cuando estés solo que sepas reconocer que te puede ocurrir y actúes en consecuencia, te aconsejamos no entrar en pánico y pedir ayuda a alguien y que te asista un médico.

  • Dolor agudo en la ingle o cadera
  • La pierna del lado de la cadera dañada es más corta que la otra
  • Hematomas
  • Inflamación de la cadera o alrededor de ella
  • Imposibilidad de mover, levantar o rotar la pierna
  • No poder ponerse en pie o caminar tras una caída
  • La pierna de la cadera lesionada se suele girar hacia afuera
  • Incapacidad para ejercer presión o fuerza sobre la pierna lesionada

¿Qué puede causar una rotura de cadera?

  • Si se tienen los huesos muy débiles, solo por pararte sobre tu pierna y girarla, te puedes romper la cadera.
  • Alguna condición médica crónica, enfermedad.
  • Caer desde gran altura en una superficie dura de pie.
  • Un accidente de coche en el que tengamos un fuerte impacto en la cadera.
  • La osteoporosis, que causa la pérdida del tejido óseo.
  • La obesidad, ya que puede generar demasiada presión sobre la cadera.
  • La toma de medicamentos fuertes por un largo periodo cuyo efecto sea la debilitación de los huesos.

Tipos de rotura de cadera

En su mayoría estas roturas ocurren en el hueso fémur, que se extiende desde la pelvis hasta la rodilla.

  • Fractura del cuello femoral situada en la parte superior del fémur, justo debajo de la articulación (cabeza femoral), puede cortar la circulación sanguínea al desgarrar los vasos sanguíneos.
  • Fractura inter trocanterea se da un poco más lejos de la articulación que la anterior, en la parte superior del fémur que sobresale hacia afuera y no detiene el flujo sanguíneo hacia el fémur.
  • Fractura intracapsular afecta a porciones de bola y encaje de cadera, también puede causar desgarros en los vasos sanguíneos.

Complicaciones dadas por una fractura de cadera

  • Se pueden generar coágulos de sangre en piernas y pulmones, se forman en venas profundas por eso se denomina trombosis venosa profunda.
  • Neumonías.
  • Infecciones del tracto urinario.
  • Escaras o ulceras por presión, por estar en cama o silla durante largos periodos de tiempo.
  • Muerte.

Tratamiento

Por lo general suele ser tratada con cirugía y se paliara el dolor con medicación antes durante y tras la operación. Se tendrán en cuenta factores como la condición física la edad, salud del paciente, el tipo de rotura, si hay huesos desplazados, etc.

En función del tipo de daño alcanzado con la rotura se hará:

  • Cirugía interna basada en poner tornillos de metal uniendo las zonas dañadas hasta que esta se repare con el tiempo, en ocasiones se coloca una placa de metal a lo largo del fémur.
  • Reemplazo de cadera parcial: consiste en sacar el cuello del fémur y la cabeza, en su lugar se colocarán piezas de metal que lo reemplacen.
  • Reemplazo de cadera total: se basa en extirpar la cadera y poner una artificial como reemplazo.

Tras la cirugía lo más normal es que tengas una terapia física basada en la rehabilitación que te hará ejercitas tus músculos y recuperar poco a poco el movimiento de tu cadera.

Si te encuentras en esa situación ¡Ánimo y a por todas!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.