La guía definitiva de en qué consiste la gran invalidez

La guía definitiva de en qué consiste la gran invalidez

Se habla de gran invalidez cuando la Seguridad Social, que es el organismo encargado de dar esta prestación, da una pensión o cuantía económica a una persona con algún tipo de limitación permanente, por haber sufrido algún accidente o enfermedad grave. Esto significa que la persona no puede llevar a cabo la realización de todas o de las fundamentales tareas de un empleo o profesión y le inhabilita también a la hora de realizar otras diferentes.

Cómo beneficiarte de la gran invalidez

Para beneficiarte de la pensión de gran invalidez (absoluta o total) es necesario que anteriormente te hayan reconocido la incapacidad permanente. Si esta última, es decir la invalidez permanente, no te la han reconocido no podrás optar a la ayuda de gran invalidez ya que esta es complementaria, es decir, a lo que te dan por incapacidad permanente se le suma la parte proporcional de gran invalidez según el motivo y el grado de la misma.

La incapacidad permanente total es cuando la persona no puede realizar su profesión habitual, te inhabilita para llevar a cabo tu profesión actual, pero si te permite dedicarte a otra.

Por otro lado, está la incapacidad permanente absoluta que te impide realizar cualquier tipo de profesión u oficio de forma indefinida.

Para que te den la gran invalidez y anteriormente la incapacidad permanente, es necesario que te den un certificado. Este es un reconocimiento administrativo cuyo propósito es darte una compensación por tus desventajas sociales y te proporciona acceso a derechos y prestaciones para igualar tus oportunidades a las del resto de la población.

La valoración del porcentaje de cualquier tipo de discapacidad la regula el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre y se reconoce a partir de un mínimo de un 33% por los Equipos de Valoración y Orientación formados por un médico, un psicólogo y un trabajador social como mínimo. Estos harán un examen y emitirán un diagnostico con el tipo y grado de discapacidad.

Esta valoración atenderá a las dolencias sufridas por el paciente que la solicita y se tendrán en cuenta sus limitaciones sensoriales, físicas y psíquicas, además de los factores socioeconómicos de su situación.

La incapacidad permanente se puede dar de 1ª mano, o bien habiendo sufrido anteriormente una incapacidad temporal. Esta es un subsidio diario que trata de cubrir la falta de ingresos del trabajador y por consiguiente sus necesidades, cuando este requiere asistencia de la Seguridad Social de forma temporal.  Por lo general la incapacidad temporal se da por un periodo máximo de 365 días que se puede prolongar a 180 días más.

En caso de que se te haya reconocido una discapacidad igual o superior al 33% se te dará una tarjeta que acreditara tu grado de invalidez que será personal e intransferible.

Esta tarjeta incluye un sistema de seguridad contra su falsificación y te simplifica el acceso a determinados servicios, podrás pedirla tu o tu representante legar de forma voluntaria cumplimentando una solicitud y entregándola, siempre que como hemos indicado tengas reconocida algún tipo de discapacidad igual o superior al 33%. Ademas la puedes utilizar para realizar cualquier trámite administrativo o para acreditar tu discapacidad y accesos prioritarios a según qué sitios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.