Tipos de ictus: todo lo que quieres saber

Tipos de ictus: todo lo que quieres saber

¿Qué es un ictus?

Un ictus, conocido comúnmente como infarto cerebral o embolia, es una enfermedad cerebrovascular que consiste en la obstrucción o rotura de un vaso sanguíneo que hace que nuestro riego o flujo sanguíneo disminuya y no adecuadamente al cerebro, ya que las células nerviosas no reciben el oxígeno suficiente y dejan de funcionar.

Síntomas del ictus

El ictus es una afección que se desarrolla con mucha rapidez, ya que causas daños cerebrales en un mínimo periodo de tiempo(minutos), en caso de sufrir uno y fuese pasando horas los daños irían incrementando.

Cualquier tipo de ictus e independientemente del tiempo puede dejar daños irreversibles.

  • Dificultad en el habla y lectura
  • Desequilibrio corporal
  • Hormigueos
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Visión borrosa en uno o ambos ojos
  • Debilidad o adormecimiento de cara, brazo y pierna
  • Perdida de coordinación
  • Problemas a la hora de entender a quién habla

Tipos de ictus

Existen dos clases de ictus 

  • Cerebrovascular isquémico, este ocurre cuando un coagulo obstruye un vaso sanguíneo.
  • Cerebrovascular hemorrágico, se da cuando se rompe un vaso sanguíneo debilitado.

Accidente cerebrovascular isquémico

Impide que el flujo sanguíneo llegue a las células cerebrales. 

Las acumulaciones o depósitos de grasa de las que están recubiertas las paredes de los vasos sanguíneos se llaman aterosclerosis y son la principal causa de este tipo de accidente. Estos depósitos grasos pueden crear obstrucciones como:

  • Trombosis cerebral es un coagulo de sangre que manifiesta dentro del vaso sanguíneo, en las paredes grasas.
  • Embolia cerebral es un coagulo de sangre que se desarrolla en cualquier otra parte del sistema circulatorio, suele ser las arterias de la parte superior del tórax o cuello y en el corazon, este coagulo o un porcentaje de él, entra en el torrente sanguíneo y se mueve por los vasos sanguíneos del cerebro hasta llegar a de menor tamaño que son demasiado pequeños para dejarlos seguir avanzando. La causa principal de la embolia cerebral es un ritmo acelerado del corazon llamado fibrilación auricular.

Accidente cerebrovascular hemorrágico

La causa más probable del ictus hemorrágico es la presión arterial no controlada y representan un porcentaje de un 13% de este tipo de accidentes. En estos casos al acumularse la sangre los tejidos cerebrales circundantes se comprimen. Existen dos tipos de accidentes hemorrágicos los que se desarrollan dentro de cerebro (intracerebral) y los que se producen entre el cerebro y el cráneo (subaracnoidea). Los sangrados de los vasos sanguíneos debilitados son causados generalmente por:

  • Aneurisma es una parte débil de un vaso sanguíneo que se ensancha o agranda, se define también como “globo” del vaso sanguíneo. Se suelen dar a partir de los 40 años, aunque hay personas que nacen con ellos. Por lo general se detectan en zonas de ramificación de las arterias y son desarrollados por una presión constante en el flujo sanguíneo. Estos pueden estar estrechamente relacionados con otro tipo de trastornos de los vasos sanguíneos como la displasia fibromuscular, la arteritis cerebral o la disección arterial, también se pueden asociar a infecciones o al consumo de drogas.
  • Malformaciones arteriovenosas (MAV) son marañas o conjuntos de vasos sanguíneos anormalmente formados que desvían la sangre de las arterias a las venas, si estos se rompen se produce el sangrado o accidente cerebrovascular. Ocurren en un bajo porcentaje de la población siendo más frecuente en los hombres. Existe diferentes variantes de la malformación arteriovenosa.
    • Verdadera malformación arteriovenosa (malformación vascular cerebral)
    • Malformación venosa (anormalidad solo de las venas)
    • Fistula dural
      • Seno carotideo-cavernoso (detrás del ojo)
      • Dural sinusal transversa-sigmoidea (dolores de cabeza y cuello, dolor detrás de la oreja, ruido continuo)
      • Seno sagital y fistula dural del cuero cabelludo (parte superior de la cabeza)
    • Hemangioma (anomalías en vasos sanguíneos de la superficie del cerebro y en la piel o estructuras faciales)
    • AVM oculta o criptica o malformaciones cavernosas (malformación vascular en el cerebro, provoca convulsiones)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.