La hipocondría, ¿es una enfermedad?

La hipocondría, ¿es una enfermedad?

¿Qué es la hipocondría?

La hipocondría también llamada hipocondriasis, al igual que la depresión y la ansiedad hace referencia a una afección o trastorno psiquiátrico. Esta enfermedad por lo general la gente no la suele tomar en serio, es más se le suele poner a amigos o personas cuya salud para ellos es muy mala y están siempre enfermos, pero realmente no tienen nada. Esta se describe como una forma de pensamiento o suposición, el paciente empieza examinar sus funciones vitales y encuentra fallos en muchas de ellas o incluso en todas y estas según la persona le van a derivar en una enfermedad. En esta creencia pensamos que tenemos todos los síntomas de una afección e incluso los encontramos y un malestar general referido o asociado a la enfermedad que intuimos que padecemos, nuestro estado en realidad es infundado o falso ya que nos encontramos en perfecto estado.

La hipocondría está formada por personas tanto que simplemente se preocupan de forma excesiva por su salud hasta personas que pueden llegar a debilitar su salud por el miedo creado a partir de su obsesión por enfermar.  

Estos pacientes suelen tener un miedo aterrador a contraer algún tipo de enfermedad grave, además de estar siempre en un estado de alerta y preocupación y tener un alto nivel de convicción.  Estos pacientes no solo inventan síntomas falsos y dolores imaginarios por un intento desesperado de llamar la atención, sino que en caso de hacerle algún tipo de prueba por sus síntomas para verificar que todo está bien se preocupa igualmente e incluso pone en duda en función de su grado de hipocondría la profesionalidad del médico.

Por lo que, si tienes continuamente interés u “obsesión” de buscar lunares, heridas o síntomas, indicios en general de padecer síntomas de alguna enfermedad podrías tener hipocondriasis.

Podemos resumir la hipocondría como una interpretación tremendista de cualquier signo inusual de nuestro cuerpo. Cabe destacar que esta afección está mal vista ya que no se suele entender.

¿Qué puede potenciar la aparición de la hipocondría?

  • El conocimiento de un error médico, tener un familiar enfermo, que los padres sean hipocondriacos, etc.
  • Sufrimiento de una situación como la pérdida de un familiar, información de una afección de la cual te notas algunos síntomas.
  • Pensamientos o creencias erróneas con respecto a las enfermedades, síntomas y salud en general.

En caso de padecer hipocondría hay otros factores que tampoco ayudan a superarla:

  • Un estado de ánimo generalmente negativo
  • Ir constantemente al médico sin razón
  • Buscar sin motivos información de enfermedades
  • Pensamientos obsesivos sobre síntomas, enfermedades y salud.
  • No tener una vida activa y por lo tanto la mente ocupada
  • Prestar atención a la persona cuando está intentando llamar la atención 
  • Que aparezcan enfermedades que verifican sus síntomas

¿Cómo se trata la hipocondría?

  • Averiguando de donde proviene el problema, origen.
  • Diagnóstico realizado por un especialista
  • Conocimiento del paciente y sus circunstancias.
  • Identificación de posibles variables que afectan al paciente
  • Relación especialista – paciente
  • Evaluación de unos objetivos marcados para evaluar las evoluciones de los pacientes.

Por lo general, en las primeras reuniones con el paciente se trabaja la reducción de los síntomas de ansiedad. También potencia el desarrollo personal, ya que de una manera u otra está relacionado con la hipocondría. Los tratamientos más eficaces en este tipo de enfermedad son los basados en actividades cognitivo-conductuales. 

Algunas técnicas efectivas para el tratamiento de la hipocondría

  • Técnicas de relajación (disminuye la negatividad)
  • Técnicas de reestructuración cognitiva (trabajan los pensamientos)
  • Exposición interoceptiva (paciente siente el control de los síntomas)
  • Entrenamiento en técnicas de asertividad (mejora asertividad y autoestima)
  • Inundación imaginaria ante la posibilidad de morir o tener una enfermedad grave (para visualizar presentimiento y pensamientos ante esta situación)
  • Análisis y resolución de áreas conflictivas de la vida de la persona (se tratan aspectos de la vida del paciente que de alguna manera influyen en la hipocondría)
  • Meditación 

¿Cómo convivir con la hipocondría?

  • No busques información sobre síntomas en internet
  • Aprende a escuchar y leer tu cuerpo
  • Mejora tu descanso
  • Consulta con tu médico lo que te preocupe
  • Mantén tu mente ocupada

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.