La Antigüedad en tu seguro de Decesos

La Antigüedad en tu seguro de Decesos

La mayoría de las compañías suelen aplicar descuentos adicionales y otras bonificaciones a los clientes con más antigüedad en la misma, es decir, que aquellos con más años confiando en su compañía tendrán más beneficios que cualquier otro con menos.

En los seguros de decesos, como norma habitual, el atributo de la antigüedad no se tendrá en cuenta ni a la hora de que ocurra el siniestro ni en lo que hace referencia a la prima del seguro.

La ventaja que dan las compañías al contratar un seguro de decesos es que el asegurado puede acceder a las coberturas contratadas desde que se da de alta a la póliza.

El precio que pagaremos por contratar un seguro de decesos dependerá de la clase de prima que decidamos establecer y por tanto, en este sentido la antigüedad en el seguro de decesos se considerará en relación a la edad del asegurado.

Podemos hablar de cuatro tipos de prima en el seguro de decesos:

Prima natural.
Se refiere a la que se modifica en proporción a la edad que tenga quien contrata la póliza. En este caso, mientras más jóvenes seamos más económica será la prima pero se irá revalorizando a medida que vaya aumentando la edad del asegurado.

Prima nivelada.
A diferencia de la natural, pagaremos una cuota mayor mientras más jóvenes seamos pero a partir de una edad (depende de la compañía) la prima a pagar será más baja y se quedará constante hasta que suceda el fallecimiento.

Prima mixta.
Es una combinación de la prima natural y de la prima nivelada.
El gasto se encarece en relación a los años del asegurado pero al llegar a una cierta edad (depende de la compañía) la prima se nivela y se mantiene constante año tras año en las renovaciones.

Pago único.
Este tipo de póliza se suele contratar cuando la persona tiene 70 años o más ya que le permite hacer uso de las coberturas y beneficios contratados desde el mismo momento en que firma el contrato, además de las que la compañía ofrezca.
La persona que contrata no tiene que pensar en los pagos de su póliza porque al dar de alta la misma se hará una aportación única.

Aunque los seguros de decesos no tengan en cuenta la antigüedad del cliente en la compañía, ofrece ventajas y coberturas que respecto al servicio de decesos que se adaptan a las necesidades del asegurado.

Los seguros de decesos incluyen coberturas como son el pago íntegro de todos los gastos del sepelio, asistencia psicológica, servicio de gestoría o extracción y purificación del ADN, entre otros.

La mayoría de las compañías suelen aplicar descuentos adicionales y otras bonificaciones a los clientes con más antigüedad en la misma, es decir, que aquellos con más años confiando en su compañía tendrán más beneficios que cualquier otro con menos.

En los seguros de decesos, como norma habitual, el atributo de la antigüedad no se tendrá en cuenta ni a la hora de que ocurra el siniestro ni en lo que hace referencia a la prima del seguro.

La ventaja que dan las compañías al contratar un seguro de decesos es que el asegurado puede acceder a las coberturas contratadas desde que se da de alta a la póliza.

El precio que pagaremos por contratar un seguro de decesos dependerá de la clase de prima que decidamos establecer y por tanto, en este sentido la antigüedad en el seguro de decesos se considerará en relación a la edad del asegurado.

Podemos hablar de cuatro tipos de prima en el seguro de decesos:

Prima natural.
Se refiere a la que se modifica en proporción a la edad que tenga quien contrata la póliza. En este caso, mientras más jóvenes seamos más económica será la prima pero se irá revalorizando a medida que vaya aumentando la edad del asegurado.

Prima nivelada.
A diferencia de la natural, pagaremos una cuota mayor mientras más jóvenes seamos pero a partir de una edad (depende de la compañía) la prima a pagar será más baja y se quedará constante hasta que suceda el fallecimiento.

Prima mixta.
Es una combinación de la prima natural y de la prima nivelada.
El gasto se encarece en relación a los años del asegurado pero al llegar a una cierta edad (depende de la compañía) la prima se nivela y se mantiene constante año tras año en las renovaciones.

Pago único.
Este tipo de póliza se suele contratar cuando la persona tiene 70 años o más ya que le permite hacer uso de las coberturas y beneficios contratados desde el mismo momento en que firma el contrato, además de las que la compañía ofrezca.
La persona que contrata no tiene que pensar en los pagos de su póliza porque al dar de alta la misma se hará una aportación única.

Aunque los seguros de decesos no tengan en cuenta la antigüedad del cliente en la compañía, ofrece ventajas y coberturas que respecto al servicio de decesos que se adaptan a las necesidades del asegurado.

Los seguros de decesos incluyen coberturas como son el pago íntegro de todos los gastos del sepelio, asistencia psicológica, servicio de gestoría o extracción y purificación del ADN, entre otros.

Además, al contratar tu seguro de decesos puedes dar de alta algunas coberturas opcionales que ofrece la compañía para cubrir las necesidades de tus seres queridos el día de mañana.