Detalles sobre la prima nivelada en un seguro de decesos

Detalles sobre la prima nivelada en un seguro de decesos

Entre los seguros que forman la cartera de las compañías aseguradoras destacan los seguros de decesos. Este seguro cubre todos los gastos y trámites que están relacionados con el fallecimiento del titular de la póliza.

En los seguros de decesos podemos encontrar varios tipos de primas, la nivelada (prima constante hasta una cierta edad. Puede haber una nivelación de acuerdo a la evolución del coste de los servicios), natural (aumenta en proporción a la edad del asegurado), mixta (combinación de las dos anteriores) y la de pago único. Existen también seguros de vida que tienen una prima nivelada calculados respecto a la edad y al género de la persona que contrate, es decir, mientras más edad tenga el asegurado más pagará porque la aseguradora supone que le queda menos tiempo de vida.

En este post hablaremos de los seguros de decesos con prima nivelada.

Si queremos un seguro con esta característica debemos saber que la prima variará dependiendo de la edad que tenga el que será el asegurado a la hora de contratar. Después la prima será constante durante la vida del seguro, aunque puede haber una nivelación en proporción al progreso del costo de los servicios.

En la prima nivelada pagaremos más cuando seamos jóvenes pero a partir de una cierta edad (depende de la compañía será una edad u otra) la prima será mucho más baja que en el caso de la prima natural.

Cuando hablamos de prima natural nos referimos a la que se altera en proporción a la edad que tenga quien contrata el seguro. A diferencia de la prima nivelada, esta será mucho más económica mientras más jóvenes seamos pero se irá revalorizando a medida que pasen los años. Podemos localizar el cambio de sentido en este proceso alrededor de los 65-70 años, que será cuando la prima se incremente notablemente.

Por último, la prima mixta que se trata de una combinación de las dos anteriores, es decir, durante un periodo de tiempo la prima será nivelada y por otro será natural.

De los tres tipos de prima que hemos descrito anteriormente ninguna destaca sobre la otra, ya que todo dependerá de las necesidades del asegurado y de cómo se encuentre económicamente para hacer frente a los pagos.

La prima nivelada es la más recomendada para contratar porque se mantiene constante, pero la cuantía que se debe pagar al inicio del contrato del seguro de decesos no está al alcance de cualquier persona ya que es cuando más se paga. Por esta razón, los interesados en un seguro de decesos prefieren contratar una póliza con prima natural sin saber a cuánto se elevará al final.

En conclusión, el seguro de decesos con prima nivelada se destina a personas que sean muy sistematizadas y lo quieran todo programado para asegurarse una tranquilidad el día de mañana. Además, también para aquellas que prefieren olvidarse del tema a lo largo de su vida y quieran que su seguro se haga cargo de todos los costes dándole así un sepelio adecuado.

Los seguros de decesos están dedicados a darles seguridad a nuestros familiares el día de mañana y no tengan que hacer frente a los elevados costes de una inhumación. El seguro de decesos también se encarga de tramitar todas las gestiones relacionadas con la misma. Todo irá a costa de la compañía en la que tengamos nuestra póliza, la cual utilizará el capital que hayamos acumulado hasta el momento de nuestra muerte.