¿Qué es y para qué sirve un Seguro de Decesos?

¿Qué es y para qué sirve un Seguro de Decesos?

La muerte de un familiar siempre es un momento difícil. Además de lidiar con las emociones tenemos que hacernos cargo de los gastos derivados del servicio funerario.

Muchos se plantean contratar un seguro de decesos al asistir a un entierro o al momento de reflexionar sobre la muerte. En ese instante es común preguntarse ¿Qué es y para qué sirve un seguro de decesos?

Un seguro de decesos es una póliza que cubre los gastos del sepelio y las gestiones o trámites cuando el asegurado fallece. Al contratar este seguro se evita que los familiares y amigos del fallecido tengan que correr con todos los gastos que conlleve su defunción.

Generalmente los gastos vinculados a un fallecimiento en España rondan los 3.000 Euros, dependiendo de la ciudad en la que ocurra el deceso. Tener un seguro de decesos evita que los parientes tengan que afrontar estos elevados costos en un momento tan difícil.

Las coberturas de los seguros de decesos pueden variar, pero generalmente todos los seguros de decesos incluyen los siguientes servicios:

  • Traslados. Consiste en el traslado del cuerpo en el coche fúnebre. Muchas veces es necesario trasladar el cuerpo de una ciudad a otra para el funeral.
  • Tanatorio. Incluye la sala del tanatorio donde se realizará el velatorio.
  • Féretro. El precio varía dependiendo del material y si se realizará un entierro o incineración.
  • Gestiones administrativas. Es el papeleo relacionado a la defunción.

Adicionalmente, muchos seguros tienen coberturas adicionales que permiten agregar servicios. Algunos de ellos son la repatriación del cadáver en caso de ser necesario, gestión del testamento en caso de que lo hubiese, asistencia de viaje, etc.

Para la mayoría de las personas hablar y pensar en la muerte resulta incómodo y prefieren no hacerlo. Plantearse el tema de la muerte y tomar la decisión de contratar un seguro de decesos permite no dejar al azar situaciones tan delicadas como la partida de nuestros seres queridos. Lo mejor es estar preparado y tener la seguridad de que cuando llegue el momento tendremos la tranquilidad de disponer a profesionales que se encarguen de todo.